Lunes, Octubre 03, 2022
Follow Us

Transmisión El derecho de acceso a los medios. Asignatura pendiente en España.

 

Lunes, 22 Abril 2019 13:50

El servicio público de RTV en los programas electorales del 28A. Una decepción clamorosa, con escasos matices

Enrique Bustamante

El tratamiento del servicio público estatal de RTVE en los programas electorales de las principales formaciones políticas españolas para el 28 de Abril es decepcionante: por su escasa presencia; por su ubicación en apartados caprichosos; por lo que dicen, sugieren y omiten; por sus incoherencias y ambigüedades. Los partidos demuestran así, una vez más, su empecinado retraso en una toma de conciencia sobre la trascendencia de esta problemática, que la sociedad civil española ha asumido con fuerza en los últimos años.

En plena precampaña electoral, Teledetodos y otras ocho asociaciones cívicas, agrupadas en la Plataforma en defensa de la libertad de expresión, publicaron un Manifiesto, “en defensa de unos medios públicos veraces, libres e independientes”, en los que daban la voz de alarma ante la grave situación de los medios públicos en España. Reclamaban por ello a los partidos que se comprometieran en sus programas electorales a unos acuerdos mínimos: el respeto a los resultados del concurso público celebrado para elegir a los gestores y consejeros de RTVE, culminando ese proceso, y la reforma y reforzamiento de la Corporación tanto en el orden financiero como en un debate público que abocara a una regeneración integral del servicio público.

Pocas semanas después, con retrasos significativos en su publicación incluso dentro ya de la campaña electoral, los Programas generales de los cuatro principales partidos políticos en liza han dado una lamentable respuesta a aquellas demandas urgentes, con escasos matices en algunos casos. Con un tratamiento generalmente marginal del servicio público de RTV, ubicado a veces en los más dispares y poco coherentes apartados, y teñido generalmente de obsesiones partidistas, nuestras grandes formaciones políticas –con escasas excepciones parciales que marcamos más adelante- evidencian su falta de conciencia de la importancia de RTVE para la regeneración de la democracia española, y hasta su desorientación sobre sus misiones de servicio a la sociedad.

PP: proclamaciones abstractas

El Partido Popular esboza un escueto mensaje en la página 85 y el punto 421 de su programa, en donde se despista afirmando lo obvio legalmente (“terminaremos con el modelo de la Administración única”) para en menos líneas aun, prometer que los medios de comunicación públicos estarán guiados por criterios de profesionalidad, transparencia, pluralidad y racionalidad económica”, y que “impulsaremos un Gobierno corporativo guiado por los principios de profesionalidad, mérito y capacidad”. Lo cual puede interpretarse libremente como un apoyo al concurso público celebrado o futuro, pero no se compromete en su culminación ni en ninguna otra reforma ni reforzamiento de RTVE.

PSOE: Sin alusiones al concurso público

En similares ambigüedades se mueve el Programa del PSOE, “Haz que pase”. Porque ese servicio público no tiene papel alguno ni en los “nuevos derechos para la ciudadanía” en una sociedad digital, ni en la lucha contra la desinformación proclamada, ni siquiera en la detallada política cultural prometida. Hace falta llegar a la página 164, para encontrar entre los diversos instrumentos imaginados para aportar más democracia, el respeto del “pluralismo y una información veraz desde unos medios públicos de comunicación independientes”. Ninguna precisión más sobre la reforma y consolidación de RTVE en ningún aspecto en las 289 páginas y cientos de puntos del programa, ni siquiera en el de “la España de los nuevos derechos y libertades”. Y ninguna alusión al concurso público, salvo la genérica de otros apartados en los que se critica “las prácticas clientelares y el reparto por cuotas partidistas en los organismos “ públicos, prometiendo su eliminación.

Podemos: El programa más comprometido

El Programa electoral de Podemos “para un nuevo país” es el que asume mayores y explícitos compromisos en este campo, aunque tampoco lo ubica en el “horizonte digital” ni en de “garantías democráticas y de ciiudadanía”, ni en la lucha contra las fake news, sino solo en “Horizonte digital y nueva economía”, en un punto 98 que propugna “una nueva RTVE más plural y democrática”, con un plan de reforma, la consolidación del proceso de renovación vía concurso público, un programa de producción interna de programas digitales y la recuperación progresiva de sus dotaciones presupuestarias (pags. 42-43). Es al menos, en términos relativos solo, el programa más detallado y comprometido en esta temática.

Ciudadanos: El servicio público y la corrupción extraviada

Finalmente, el Programa de Ciudadanos atesora por omisión todas las contradicciones imaginables en este punto , porque el servicio público de RTVE no aparece ni en “la España de los ciudadanos libres e iguales”, ni en otros como el de turismo, cultura y deportes, o el de economía moderna y competitiva, sino sorprendentemente en el de “tolerancia cero contra la corrupción”. Aunque aquí (pag.25) se afirma claramente que “garantizaremos la independencia y pluralidad” de RTVE y se añade que “reforzaremos el procedimiento de concurso para evitar bloqueos políticos interesados”, tampoco se establece un compromiso con el concurso y el comité de expertos ya realizado sino uno genérico con la elección de un nuevo Consejo de Administración “formado por profesionales expertos e independientes”. Más extrañamente aun para unas elecciones generales, se incluye aquí una referencia a las RTV autonómicas –veladamente dirigida a TV3 sin citarla- a las que se promete auditorías (“para reducir gasto innecesario y asegurarnos que sus contenidos no sirven para hacer propaganda ideológica”) e impulsar su “autofinanciación” (sic), amenazando con la eliminación de “aquellos que resulten manifiestamente inviables”, es decir todos los medios públicos.

Tras este balance, inevitablemente enmarcado en años de mutuas y reversibles acusaciones sobre el control y la manipulación de RTVE, de múltiples propuestas para su regeneración democrática y su independencia, de demandas crecientes desde la sociedad civil y desde los propios trabajadores, solo cabe concluir que los mayores partidos políticos españoles –con los matices que hemos reseñado- mantienen una ignorancia genuina y sospechosa sobre la trascendencia del servicio público estatal para la democracia, la comunicación rigurosa, la cultura, la educación, la sociedad digital, la transparencia…Pero a cambio, como ha evidenciado la polémica sobre los debates electorales, conservan desde la transición el reflejo lamentable de utilizar siempre a RTVE como arma arrojadiza de la lucha electoral más miope y estúpida.

Modificado por última vez en Lunes, 22 Abril 2019 14:03

Teledetodoslogo

Teledetodos es un Grupo de investigación que agrupa a profesionales, académicos, investigadores y a todos aquellos ciudadanos o colectivos interesados en un auténtico servicio público de comunicación audiovisual y multimedia. Este sitio pretende ser un foro de referencia y documentación para todos los interesados en el sector de la comunicación y sus contenidos y publicaciones están abiertos a la participación ciudadana.

Log in or Sign up