teledetodosx130

Grupo de estudio de comunicación de servicio público

Spanish English French German Italian

El concurso público de RTVE en España, de nuevo en peligro, por la lógica partidista del ecosistema mediático español

Tras un arduo proceso promovido por diversos organismos de la sociedad civil que luego incorporó a los partidos políticos, la reforma diseñada para promover la independencia partidista de la radiotelevisión pública estatal española, vuelve a situarse bajo amenaza. Lo contamos y describimos los retos de futuro.

En los últimos tiempos RTVE ha acumulado un elevado nivel de descrédito debido a su dependencia gubernamental. A las carencias recogidas por el informe International Press Institute (2015) tras un dilatado proceso de investigación y escucha de 30 diferentes agentes sociales, sobre todo de la profesión periodística organizada, y la preocupación mostrada por varias instituciones europeas se sumó recientemente la investigación del Pew Research Center[1] que describe a la televisión pública española a la cola de Europa en credibilidad. Pero vientos democratizadores soplan sobre la corporación nacional de medios públicos en España: en los próximos meses se pondrá en funcionamiento una medida diseñada para insuflar independencia a RTVE; su cúpula directiva se elegirá por concurso público en un proceso garantista.

Conseguir que esta medida cristalice está siendo un proceso complicado, en el que han intervenido múltiples agentes de la sociedad civil organizada, especialmente profesionales de RTVE y académicos y que han ido sumando la adhesión de partidos políticos y otros apoyos. Hoy, incluso podría parecer que la lógica “pluralista polarizada” del sistema mediático español vuelve a anteponer intereses partidistas al interés general y existen dos posiciones encontradas entre los partidos de derecha y los de izquierda que podría dar al traste con todo el proceso. Ofrecemos una síntesis de lo acontecido

Antecedentes: la fórmula del consenso parlamentario se visibiliza como insuficiente

La Ley del 2006 propiciada por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero es la primera que trata de desvincular el nombramiento del presidente de RTVE del partido en el gobierno. Para ello, establece la necesidad de un consenso parlamentario de dos tercios para tal elección. En 2011, tras la dimisión del segundo presidente elegido de este modo, Alberto Oliart, y una vez que el Partido Popular vuelve a estar en el ejecutivo, este consenso no es posible y el gobierno introduce un decreto para que un gobierno con mayoría simple pudiese nombrarlo.

El nombramiento de un presidente afín al gobierno tuvo consecuencias visibles y provocó una caída significativa y paulatina de la credibilidad y audiencia del medio. En el caso de TVE en 2011 según datos de una encuesta de TNS_Grupo Kantar había sido el preferido del 25% de la audiencia a cierta distancia del segundo en el ranking, Telecinco, con el 15%. Y es más, había sido considerado el más completo y riguroso por el 54% de los encuestados. Estos datos ilustran el inclinado proceso hasta los niveles de deterioro actuales. Durante el mismo periodo se produce un incremento notable de la actividad los Consejos de Informativos elegidos entre los profesionales de TVE, en denunciar manipulación en los informativos de RTVE, en los medios de comunicación, ante diversas ONGs e instituciones europeas.

El concurso público como clave de regeneración de RTVE: Teledetodos, organizaciones periodísticas y partidos políticos

Teledetodos se funda en 2011? como Grupo de investigación que agrupa a profesionales, académicos, investigadores y a todos aquellos ciudadanos o colectivos interesados en un auténtico servicio público de comunicación audiovisual y multimedia, con especial atención a RTVE. Muchos de sus participantes habían participado en AIDEKA (2001-2010?), un espacio de investigación cuyos informes habían hecho posible que en 2002 se condenase a TVE por manipulación, lo cual generó enorme debate social y propició que el candidato presidencial José Luis Rodríguez Zapatero se comprometiera públicamente con la independencia de 2006 y como primera medida, encargara el comité de expertos en que se basó la ley de RTVE de 2006. Algunos socios fundadores de Teledetodos participaron en este comité como expertos o asesores.

En 2015, ante la encrucijada en la que se encuentra de nuevo RTVE publican en un segundo informe con propuestas para un futuro diseño de RTVE[2]. Este informe propone el Concurso Público como método de elección de la cúpula directiva de RTVE.

La adhesión de los partidos políticos, en entornos académicos

Los entornos académicos comprometidos con el estudio del servicio público contribuyen a que la propuesta de concurso público llegue a los partidos políticos. La primera vez que Podemos y Ciudadanos hablan abiertamente de su apuesta por el concurso público como método de elección es en una mesa con representantes políticos en el congreso “Frente a la Brecha” que tiene lugar en la Universidad de Sevilla en marzo de 2017. En él el PSOE aún duda y parece adherirse en otra mesa similar, en la Universidad Carlos III de Madrid en junio del mismo año, organizada por Teledetodos y el diario Infolibre. En septiembre de 2017 los tres partidos lo acuerdan en una ley que termina contando también con el apoyo del Partido Popular.

La puja por desbloquear: la declaración por la democratización

Sin embargo, durante el año 2017 y 2018 acordar el reglamento que concrete la ley, de acuerdo con la oposición y otros observadores ha vuelto a ser bloqueado por el Partido Popular, apelando a diversas cuestiones formales.

De nuevo, diversas organizaciones sociales han contribuido al desbloqueo. En primer lugar, Teledetodos consensuó con la Federación Española de Sindicatos de Periodistas, otras organizaciones periodísticas una declaración por la democratización de RTVE que cosechó un amplio consenso en el sector periodístico, un gran apoyo entre académicos de renombre, y de organizaciones no gubernamentales fundamentalmente españolas, pero también de carácter internacional.

Por otra parte, para la organización de la reivindicación feminista del 1 de Mayo en España se creó un espacio de mujeres periodistas españolas en el que nació @MujeresRTVE, que ha contribuido a hacer más visible el bloqueo en la sociedad española a través de dos iniciativas: en primer lugar, El hastag #AsíSeManipula en Twitter, en el que periodistas de RTVE contaban casos de manipulación y presiones vividas en primera persona. En segundo lugar: “los viernes de negro”, en los que todos los trabajadores de RTVE se visten y aparecen en antena vestidos de negro para pedir el desbloqueo. Estas iniciativas han ido contando con un creciente apoyo popular.

Y es que según el mencionado estudio del Pew Resarch Center España destaca por ser el país en el que los ciudadanos otorgan mayor importancia a los medios de comunicación y menor credibilidad a los medios públicos. Otro estudio de Lamuedra, Mateos y Broullón (2018) confirma el diagnóstico y añade que los ciudadanos consideran que los medios públicos son los únicos en los que pueden ser interpelados como ciudadanos – y no como consumidores o votantes y pueden guarecerse de la nefasta influencia de los poderosos intereses en los otros medios. Por ello, aunque consideraban que en estos momentos no estaban funcionando como debían, esperaban un cambio a mejor en el futuro.

El concurso público logrado, de nuevo en compás de espera

La reforma española opta por el concurso público para los miembros del Consejo de Administración y el Presidente, máximo gestor, y a todos los exige un plan estratégico.

En el proceso de elección un comité de expertos evalúa a los candidatos. Los expertos son designados por los grupos parlamentarios según su número de escaños. Pero los partidos siguen pensando en expertos que los representen y ello está generando desencuentros, por ejemplo los partidos de derecha han conseguido aprobar unas cuotas en el nombramiento de expertos que el resto de fuerzas políticas denuncian que les favorece. Y ante eso, el gobierno actual del PSOE acaba de aprobar un Decreto-Ley[3] que podría ser también denunciado como afín a sus intereses partidistas.

Este Decreto-Ley se plantea como una medida urgente ante el fin del mandato del actual Presidente de RTVE, y transitoria, mientras el proceso de tramitación de la ley que implementa el concurso público sigue su lento curso. Permite elegir al nuevo presidente y cúpula por consenso parlamentario de la mitad de la cámara más 1. Sin embargo, volver a aplicar un mecanismo basado en cuotas, puede entenderse como un nuevo salto atrás. Aunque el parlamento actual, es mucho más plural que hace pocos años y estos nombramientos van a requerir el acuerdo de muchas fuerzas políticas, existe el peligro de que la ley que establece el concurso público no llegue a aplicarse.

Los consensos parlamentarios y los repartos por cuotas de poder en los órganos institucionales no garantizan la independencia ni la gestión profesional del servicio público. En este sentido, el concurso público es un avance respecto del modelo actual, pero debe aún construir una cultura en la que no quepa la lógica partidista, que de nuevo arriesga la cristalización del propio avance.

Retos de futuro

Una vez elegida, la nueva cúpula directiva de RTVE deberá acometer multitud de retos importantes, describimos brevemente algunos de ellos:

  1. Recuperar la credibilidad de la corporación, especialmente en cuanto al discurso informativo, y mejorar las audiencias a pesar de que la actual dirección ha realizado contratos abultados que condicionan la programación y la capacidad presupuestaria de la entidad.
  2. Una reforma en profundidad que conduzca la transformación del servicio público audiovisual (PSB) en servicio público multimedia (PSM)
  3. Un nuevo marco normativo adaptado a la nueva Directiva europea, con un Consejo Audiovisual fuerte y normas anti concentración más rigurosas.

Afianzar el rol de RTVE en el desarrollo de la democracia en España, sigue siendo un reto ambicioso no sólo para los futuros gestores y profesionales de RTVE, y el parlamento español. Debe ser apoyada por las instituciones europeas, los expertos en medios públicos, el creciente activismo por la democratización de los medios, y la sociedad en general.

[1] Mitchell, Amy, Simmons, Katie, Matsa,Katerina E, Silver, Laura, Shearer, Elisa, Johnson, Courtney Walker, Mason and Taylor, Kylie. 2018. “Western Europe, Public Attitudes Toward News Media More Divided by Populist Views Than Left-Right Ideology” Pew Research Center. Available at: http://www.journalism.org/2018/05/14/in-western-europe-public-attitudes-toward-news-media-more-divided-by-populist-views-than-left-right-ideology/

[2] Un Nuevo Modelo para un Tiempo Nuevo. España 2015: Diagnóstico del servicio público de Radio, Televisión y Servicios Interactivos. Propuestas para una Ciudadanía democrática. Se puede acceder aquí: http://teledetodos.es/index.php/dictamen-2015

[3] Un Decreto-Ley es una norma gubernamental con fuerza de ley, por razones de extraordinaria y urgente necesidad, que debe ser convalidado por el Congreso.

Modificado por última vez enDomingo, 01 Julio 2018 12:17

Teledetodoslogo

Teledetodos es un Grupo de investigación que agrupa a profesionales, académicos, investigadores y a todos aquellos ciudadanos o colectivos interesados en un auténtico servicio público de comunicación audiovisual y multimedia. Este sitio pretende ser un foro de referencia y documentación para todos los interesados en el sector de la comunicación y sus contenidos y publicaciones están abiertos a la participación ciudadana.

info@teletodos.com